Eva. Los secretos de producción jamás contados


El Productor y profesor de la ESCAC Toni Carrizosa tuvo la amabilidad de asistir como ponente al 5º Taller de Producción de la Comunidad de Madrid donde relató a los presentes, que éramos muchos, alguna que otra anécdota de interés sobre la producción de la película Eva, de Kike Maíllo. Ganadora a día de hoy de 3 premios Goya de los 12 a los que optaba.

Toni Carrizosa
Toni Carrizosa, director de producción de EVA

La primera vez que Maíllo habló de EVA a Carrizosa fue en el Festival Internacionad de Cine Fantástico de Catalunya (Sitges), donde le dijo algo así como: “Quiero hacer una película de robots en la nieve”, a lo que el productor le contestó: “Ah, vale” (versión aproximada según palabras de Carrizosa).

Poco después rodaron un teaser tanto para promocionar la película como para probarse a sí mismos que eran capaces de hacer un gato robótico en 3D sin que resultase ridículo. Una vez comprobado, y con un resultado más que satisfactorio, fueron a Berlín con el mencionado teaser dispuestos a encontrar financiación para su proyecto. El problema fue que no tuvieron tiempo suficiente para exportar el proyecto y, hasta que les llegaron los DVDs, se dedicaron a mostrarlo de un lado a otro utilizando un iPhone como reproductor.

Finalmente captaron la atención de Paramount España y de Wild Bunch, productora francesa y agente de ventas internacional que también se interesó en formar parte del proyecto.

Eva localizacion rodaje
Eva, localización del rodaje

La elección de las localizaciones resultó complicada ya que Kike Maíllo quería un aspecto muy concreto para el pueblo en que transcurre la historia. Quería nieve, sí, pero no le bastaba con irse a rodar a los Pirineos ya que no quería ese tipo de arquitectura ni de nieve para la historia, ya que resulta un entorno demasiado conocido para los españoles. Fueron a probar suerte a Canadá donde tenían lo que buscaba, pero a un precio excesivo, por lo que probaron posteriormente en el sur de Argentina. El coste de producción y los problemas para mover a todo el equipo hasta allí acabaron por hacerles renunciar también a ese país. Finalmente les llegó un “chivatazo” de que en algún lugar de Suiza, a menos de una hora en vuelo, existían pueblos con la arquitectura canadiense que buscaba Maíllo. Ante su sorpresa, después de ver la localización, accedieron a rodar la película allí por lo que Suiza pasó a ser el tercer país en esta coproducción.

Eva España Suiza
Recorrido Barcelona-Suiza

La ventaja de rodar en Suiza era su cercanía, el problema es que dicha cercanía era relativa. Un meritorio de producción debía viajar cada día en tren para traer el material rodado a España y de vuelta otra vez a la nieve. Obviamente las fuerzas de policía suizas, al ver a un tipo con unas maletas enormes haciendo viajes a diario de un país a otro empezaron a sospechar, al cabo de unas semanas, que quizá llevara algo sospechoso con él. Decidieron pararle y hacerle abrir sus bolsas a lo que el meritorio, siguiendo instrucciones previas de sus superiores, respondió –No. Es material rodado y se puede estropear-. Al poco tiempo sus superiores se personaron para sacarle de la cárcel. Creo que nadie debió poner en duda que el chico hizo méritos de sobra como para que le vuelvan a contratar, pero creo que esta vez preferirá una película rodada con cámara digital y no con negativo…

Consiguieron una suma total de 4,5 Millones de Euros para rodaje y posproducción entre las compañías mencionadas anteriormente, el ICIC, TV3 y el ICAA. La promoción en España corrió a cuenta de Paramount y costó 1 Millón más aproximadamente. Pero una vez que consiguieron la participación económica vinieron los cambios de guión. Según la historia original los personajes Alex y EVA comenzaban huyendo de algo que se contaría más adelante en una película oscura con tintes de serie B en la que la niña era un robot creado inicialmente como juguete sexual. Obviamente Paramount y Wild Bunch quisieron un producto más comercial cambiando la historia hasta lo que es ahora. Ambas compañías discreparon entre sí en cuanto a cómo debía ser el final; Paramount no quería que la niña muriera, según ocurría en el guión original, y Wild Bunch no quería que viviera, discrepancia que en este caso le vino bien al director ya que pudo escribir lo que quiso. Pero Maíllo debió tomar también otras decisiones difíciles como suprimir más de 30 minutos de metraje ya rodado a modo de flashbacks que quizá podamos disfrutar en su salida comercial en DVD.

Daniel Bruhl en Eva
Daniel Bruhl en Eva

Alemania también se interesó en la coproducción del filme, una vez que supieron el interés de Daniel Bruhl de participar en él, pero… ¿Para qué repartir el pastel entre una parte más cuando ya habían conseguido financiación suficiente? Lo que no esperaban los productores de Eva era que el presupuesto de la película, que al finalizar el rodaje supuso un gasto de un -2% de lo establecido (fantástico) acabaría por multiplicarse exageradamente en la posproducción debido a un mal desglose de efectos en base al guión. Presupuestaron aproximadamente 300 efectos y acabaron siendo cerca de 2000, a lo que no ayudaba que Maíllo, incansable, no saliera de la sala de posproducción añadiendo detalle tras detalle aumentando el presupuesto euro a euro.

Los directivos de Wild Bunch, que debían encargarse de las ventas internacionales, vendieron su distribución en Francia a otra distribuidora nada más empezar las negociaciones (antes del rodaje), pretendiendo ganar dinero con ello y encargándose únicamente de la distribución en el extranjero. Tras verla finalizada les gustó tanto el resultado que decidieron, antes de que dicha distribuidora lo viera y subiera el precio de la reventa, volver a comprar la distribución en Francia convencidos de que sería un taquillazo. El resultado final fue que alguna distribuidora francesa ganó una gran cantidad de dinero sin siquiera haber visto la película que, después de todo, resultó un fracaso de taquilla.

Quizá sea por este motivo que en España es raro que una distribuidora entre en el proyecto antes de rodar una película.  Creo que en este aspecto Wild Bunch y la situación financiera actual nos lo han puesto un poquito más difícil al resto de mortales a la hora de conseguir financiación. Un libro que Toni Carrizosa recomienda a sus alumnos para aprender de estas “reparticiones del pastel” es Sexo, Mentiras y Hollywood.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Albert dice:

    Tio, les acabas de hacer medio making of. Interesantísimo artículo.

    1. Gracias, he pensado que os gustaría 😉

      El jueves que viene es la seunda sesión del 5º Taller de Producción de la Comunidad de Madrid, seguid atentos al blog que escribiré acerca de todas las sesiones.
      Seguro que serán, al menos, igual de interesantes que esta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s